martes, 23 abril 2019
Buscar Aqui
Ciudad y Estado
(ej: Miami, FL)
Creer en Astrología como Algo Serio E-mail

 

En una revista de actualidad, apareció un artículo muy interesante que bajo el título de "No existe", decía que "En América y en el mundo hay asociaciones en las que científicos, abogados, psicólogos y magos se dedican a la refutación sistemática de la Astrología, la parapsicología, las medicinas alternativas y otras disciplinas científicamente no comprobadas, a las que ellos llaman seudociencias".


astrologiaEste artículo me hizo acordar algunas preguntas típicas, que en tono asombrado que me hacen cuando comento algo sobre el tema astrológico. Frases del tipo: ¿Cómo alguien culto puede "creer" en la Astrología? y ¿Cómo alguien como vos puede creer en "esas cosas"?.


Luego cuando les informo que soy astrólogo, y que en consecuencia dediqué varios años a estudiar esa ciencia, pasan del asombro a la duda respecto a mis supuestos conocimientos en general. Esas personas, ya no me prestan tanta atención cuando hago comentarios profesionales en el ejercicio de la profesión de Abogado o Contador Público.


¡Qué puede saber una persona que cree en la Astrología!; Pero quizás no lo dicen, quizás es sólo mi imaginación que juega conmigo, debido a un pequeño sentimiento de culpa que tengo por haber contaminado mis profesiones tradicionales, con lo esotérico.


De todos modos estas personas luego de esta etapa de asombro y duda, pasan a una etapa de calmarse un poco, y recuerdan las épocas en que creían que yo era un buen profesional, y entonces tratan de hacerme "entrar en razones". Me hablan de que la Astrología no está comprobada científicamente, me dicen que son todas charlatanerías, que no tiene ninguna base científica, y me recomiendan que vuelva a lo concreto, que vuelva al pensamiento científico. Que me olvide de los astrólogos de una buena vez y que recuerde a figuras importantes de la ciencia como Isaac Newton.


Generalmente, los escucho pacientemente, y con cara de serio, pero cuando mencionan a Newton, no puedo menos que sonreírme. Obviamente, esto incomoda a los interlocutores, quienes ya no pueden descansar en paz hasta que les digo porqué me sonrió. Entonces vuelvo a poner cara de serio y les leo el siguiente párrafo, luego de lo cual quedan totalmente desorientados.

 
Red de Sitios Latinos
 
Latinos